GOL - www.diariogol.es
  
 
 
 
¿Quién será el máximo goleador de la Liga?
Ibrahimovic (53%)
Villa (18%)
Cristiano Ronaldo (15%)
Messi (15%)
        
Humor
Chicas Gol
Histórico de ediciones
La quiniela de GOL
Clasificación de la liga
Agenda TV
Links a Blogs
Links a Blogs
Links a Blogs
 
El Barça, atiza; el Madrid, juega (1-0)
29/11/2009
El Real Madrid sólo ha conservado el liderato una semana. Su eterno rival, el Barcelona, se lo arrebató en el Camp Nou, merced a un buen tanto de Zlatan Ibrahimovic al inicio del segundo acto. Esta acción decantó uno de los clásicos más igualados de los últimos años. El Real Madrid mostró una notable evolución en su juego, hasta el punto de tener en su mano al Barcelona, aunque su juego no encontró el gol. Víctor Valdés frenó a Cristiano Ronaldo y Puyol a Marcelo e Higuaín; luego, el Real Madrid, el equipo de la pegada, probó de su medicina, ya que el Barcelona se apuntó el triunfo en una de sus escasas llegadas al área de Casillas. Noventa minutos que confirmaron que hay Liga.

El Barcelona se impuso al Real Madrid en el Camp Nou, recuperando así el liderato que ostentaban sus máximos adversarios en Liga. Este desenlace entrada dentro de lo razonable. Los pronósticos situaban al Barcelona como el favorito de este primer clásico del curso, posiblemente el duelo con más astros sobre el césped de la historia. El fútbol, sin embargo, escapa a la lógica en muchos momentos, como, por ejemplo, en la película del encuentro. El Barcelona, el conjunto más bello en el trato con el esférico, resolvió apropiándose del arma más mortífera de sus vecinos y éstos, pese a desplegar un estilo más armonioso, fueron abandonados por su pegada. El mundo al revés en un clásico apasionante y que Ibrahimovic encauzó a favor del Barcelona.

Ni Cristiano, ni Messi. Ninguno de los dos tuvo el honor de coronarse como solistas del clásico. Los focos retrataron a Ibrahimovic. El sueco, que arrancó desde el banquillo, embocó el primer balón que pasó por sus botas en el arco de Casillas. El ‘nueve’ azulgrana remató de primeras un preciso centro desde banda derecha de Dani Alves. Ambos se beneficiaron del único desajuste defensivo del Real Madrid. Ambos encontraron petróleo en una acción aislada, en una jugada sin esa marca del colectivo que tanto distingue al Barcelona de Guardiola.

El resultado de esta acción contrastó con el final vivido en una de las mejores ocasiones del Real Madrid, acaecida durante el primer acto. A pesar de no estar brillando como colectivo, el Real Madrid dibujó una jugada de tiralíneas sin encontrar recompensa, pese a merecerla tras ver un taconazo de Marcelo, un desborde de Kaká y una buena llegada de Cristiano Ronaldo desde atrás. Su disparo desprendía aroma de celebración, pero Víctor Valdés, el último obstáculo, frenó en seco esa fiesta. Dos acciones, dos detalles y un clásico con festejo del Barcelona. La pegada se vistió de blaugrana; el juego, por el contrario, de blanco.

Entre Cristiano y Puyol
No sólo Ibrahimovic se erigió como protagonista. Puyol, un veterano e incombustible defensa, se interpuso ante sendos disparos de Marcelo e Higuaín, justo cuando más de un madridista se disponía a sonreír. Ambas ocasiones fueron consecuencia de sendas maniobras colectivas del Real Madrid; ambas oportunidades con Cristiano Ronaldo como maestro de ceremonias. La presencia del portugués estimuló a sus compañeros. Les hizo sentirse más alegres, vigorosos y comprometidos con la causa. El portugués es mano de santo. Es ver otro Real Madrid. Kaká, por ejemplo, es uno de los más beneficiados. El brasileño, aunque fue de más a menos, se movió a sus anchas en la zona de hábitat de los mediapuntas. Participó activamente en la creación de fútbol ofensivo del Real Madrid. Y eso asustó al Barcelona.

La actitud, además, fue completamente opuesta a la expuesta en otras comparecencias de este curso. Todos los actores estuvieron más concentrados, conjuntados, uniformes en sus movimientos... dando como resultado una asfixia a los cerebros del Barcelona, es decir Xavi e Iniesta. Sin ellos, el actual defensor del título tuvo enormes problemas a la hora de dar salida orientada al esférico. A ello se une que Henry, en una banda, acusa el paso del tiempo, y que Messi, en la otra, estuvo siempre muy vigilado. El Real Madrid estaba sabiendo jugar al Barcelona, le había desactivado sus armas y tanto es así que hasta Casillas enfiló el túnel de vestuarios al descanso sin necesidad de intervenir.

A la vuelta, el Barcelona mostró que tenía oxígeno limpio y empezó amover el esférico con mayores bríos, al contrario que el Real Madrid, algo desfondado como consecuencia del esfuerzo físico. Aparte de esto, esa famosa pegada decidió en beneficio del Barcelona. Ese tanto de Ibrahimovic agitó el encuentro, convirtiéndole en un ida y vuelta hacia ambas porterías. Cualquier estaba en disposición de marcar, aunque ya nadie acertó, en parte porque Puyol desactivó la opción más clara del Real Madrid en botas de Higuaín y porque Casillas hizo lo mismo cuando se enfrentó cara a cara con Messi. Ni la expulsión de Busquets alteró los biorritmos de unos y otros, aunque por entonces Cristiano Ronaldo ya descansaba en el banquillo debido a consejos médicos y Kaká gozaba de menos energía. Al Barcelona le bastó defender con orden y el Real Madrid, pese a las incorporaciones de Benzema y Raúl, no encontró premio a su esfuerzo y su mejoría en el juego. El Barcelona, como se presumía, se apuntó los tres puntos, aunque constató que este Real Madrid le dará réplica durante esta Liga, como ellos mismos comprobaron durante gran parte del encuentro.

- Ficha técnica:

Barcelona: Valdés; Alves, Puyol, Piqué, Abidal, Xavi, Sergio Busquets, Keita (Touré Yaya, min.66), Messi, Iniesta y Henry (Ibrahimovic, min.51).

Real Madrid: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Albiol, Arbeloa (Raúl, min.75), Lass Diarra, Xabi Alonso, Kaká, Marcelo, Cristiano Ronaldo (Benzema, min.66) e Higuaín.

Gol: 1-0, m.56: Ibrahimovic.

Árbitro: Undiano Mallenco (Colegio navarro). Mostró tarjeta amarilla a Arbeloa (min.34), Albiol (min.41), Pepe (min.69) y Marcelo (min.79) y expulsó por doble amonestación a Sergio Busquets (min.50 y 63) y Lass (min.48 y 90).

Incidencias: Partido de la duodécima jornada de Liga disputado en el Camp Nou ante 97.132 espectadores

Autor: Rafael Merino

Guardiola: "El Real Madrid no es líder de casualidad"
28/11/2009
El entrenador del Barcelona, Josep Guardiola, ha advertido hoy que "si el Madrid es el líder no es por casualidad, sino porque hace muchas, pero que muchas cosas bien" y que, por lo tanto, no puede considerarse a su equipo favorito en el clásico de mañana. Guardiola se ha deshecho en elogios hacia el eterno rival, "un equipo con buen organización defensiva, con una técnica individual que se da por supuesta y que puede jugar a dominar, pero que también está dotado para el contraataque".
Pellegrini: "El Barça tiene un estilo consolidado"
28/11/2009
Manuel Pellegrini, técnico del Real Madrid, subrayó que "el Barcelona no es sólo Xavi, Iniesta y Messi", sino que representa "un estilo consolidado", aunque discrepa de los que dicen que juega mejor que el conjunto madridista."El Barcelona no es sólo Xavi, Iniesta y Messi, sino que es un estilo consolidado", manifestó en rueda de prensa. "Quizás al Real Madrid nos falta su soltura, pero también dominamos en posesión y disponemos de más ocasiones que todos los rivales".
Ibrahimovic: “Seguro que ganaremos porque somos más fuertes”
27/11/2009
Zlatan Ibrahimovic está seguro de que el Barcelona ganará el Clásico ante el Real Madrid y de que, además, será, según él, un duelo con muchos goles. Preguntado por el pronóstico del encuentro, apuesta por el Barcelona sin dudar. "Estamos haciendo grandes partidos, jugando al fútbol que sabemos jugar y con toda la afición detrás nuestro pienso que somos más fuertes, un equipo muy fuerte. Soy muy positivo para el partido y estoy muy seguro de que ganaremos", aseguró el delantero sueco que afronta su primer clásico con la incertidumbre de si podrá llegar a tiempo después de perderse el partido contra el Inter por lesión.
Cristiano: "No tengo cuentas pendientes con el Barça"
27/11/2009
Cristiano Ronaldo no mira al pasado antes de disputar su primer clásico con el Real Madrid en el Camp Nou y, tras perder la final de la última Liga de Campeones ante el Barça cuando militaba en el Manchester United, aseguró que las "únicas cuentas pendientes" que tiene "son el agua y la luz". "Las únicas cuentas pendientes que tengo son el agua y la luz, no con el Barcelona. Es un equipo que juega bien. La final de la Champions es pasado, ahora estoy en un club nuevo, con una mentalidad ganadora y que va a ir al Camp Nou a sacar un buen resultado", manifestó en rueda de prensa.
Quienes Somos Contactenos  
www.diariogol.es
By Kenia